ANÁLISIS: ELECCIONES PERÚ 2016 (Keiko Fujimori)

Posted on Actualizado enn


6f4382543c2a2856a62177e590a25c2ao

Por Giovanna Carbone

En vista a la cercanía de las cruciales elecciones presidenciales en el Perú el 10 de abril y luego de un análisis de información de fuentes confiables referente a sus numerosos candidatos, tengo que ser sincera y reconocer que según mí juicio, no veo en ninguno de ellos el talante adecuado que necesita ese gran país para alejarse de prácticas populistas donde no representan una visión de futuro significativamente más prometedor que el gobierno actual de Ollanta Humala. Pero dado a que también analicé las encuestas y vi con gran preocupación que una candidata esté de primera en la aceptación del pueblo peruano, me enfoqué en ella y daré razones por las cuales no le daría mí voto si fuera peruana. Con el respeto de todos los peruanos y sus inclinaciones, hago ésta reflexión siempre esperando lo mejor en el panorama de América Latina en su conjunto.

PORQUE NO VOTARÍA POR KEIKO FUJIMORI

1- Porque siento que, al darle el voto, estaría validando lo que el gobierno de su padre consintió: la extensión de una venenosa mancha de corrupción; el enriquecimiento ilícito y la violación de los DDHH como políticas rutinario.

2- No creo que Keiko Fujimori  sea la indicada porque su plan de gobierno está sembrado de causas muy loables que, paradójicamente, ella casi ni abrazó desde su curul congresal. Su esmirriada producción legislativa (en cinco años apenas convirtió seis iniciativas en leyes) la coloca en el mismo nivel de Toledo y Pedro Pablo Kuczynski, a quienes tanto critica por haber gobernado, según ella, de espaldas a la población. Digamos, en todo caso, que la inoperancia que aquellos mostraron desde el Ejecutivo, la señora Fujimori la practicó desde el Legislativo.

3- Keiko Fujimori solo ha decepcionado en el Parlamento por su escaso trabajo. De acuerdo con una investigación del diario La República, la hoy candidata de Fuerza 2011 acumuló 500 ausencias, pasándole al Estado (es decir, a todos los peruanos) la costosa factura de un millón, sesenta mil soles.

4- En esa misma línea, por qué habría que votar por alguien que a los 35 años no ha obtenido mayores logros profesionales. Keiko tiene un título en Administración de Empresas por la Universidad de Boston (cuyo controvertido financiamiento ha defendido con muchas contradicciones), pero en esa carrera, por lo menos en el Perú, no han tenido ocasión de verla destacar.

5- No voy a votaría por Keiko Fujimori porque, aunque proyecta una trabajada imagen de pudorosa madre de familia, el comportamiento que ella ha tenido con su madre me deja un mal sabor. Cuando Susana Higuchi se separó de Alberto Fujimori, denunciándolo por someterla a diferentes maltratos, ella no lo pensó dos veces antes de suplantarla como Primera Dama. Cumplió seis años esa función. A diferencia de sus hermanos Sachi y Hiro que, por imparciales o diplomáticos, no tomaron partido visible tras la ruptura de sus padres, ella prefirió secundar a su padre en su mandato. A eso que los fujimoristas llaman ‘resignado sacrificio’, yo prefiero darle otro nombre: inescrupulosa sed de poder.

6- En su mitin de cierre de campaña, a la candidata se le vieron las costuras cuando – inspirada por el clamor del auditorio – vociferó: “Que se escuche hasta la Diroes”, lapsus que no tiene más lectura que la obvia: ella pretende concederle a su padre la gracia del indulto.  Deslices como ese alimentan todavía más la sospecha de que, en un eventual gobierno suyo, Alberto Fujimori saldría de la cárcel sin cumplir la totalidad de la pena que le impuso el tribunal del Poder Judicial más transparente de la historia.

7- No creo , finalmente , porque ella tiene los rasgos autoritarios suficientes – y la absurda convicción de que Fujimori tuvo una gestión limpia – como para repetir aquellos trágicos excesos de los que buena parte del Perú ha tratado de olvidarse durante los últimos diez años.

No dudo que los mismos peruanos tengas muchas más razones que éstas siete razones resumidas y válidas, que escribo con todo el ánimo de que el pueblo peruano no cometa lo mismos errores que impliquen un retroceso de su país porque todo ciudadano  desea ver avances en los países hermanos, con una mirada hacia el progreso y no ver una  repetición de modelos viciados. Tampoco dudo que exista una población en el Perú con sus ideologías y argumentos para defender la propuesta de Keiko Fujimori las cuales respeto pero no comparto. Espero que el peruano vote con conciencia como siempre lo he esperado de todos los ciudadanos del mundo y que algún día tengan un candidato donde no se refieran a él como ” El menos malo” sino un digno representante en donde asistan a las urnas electorales con gran convicción y alegría, no con resignación.

Mis honestas líneas al Perú y mis mejores deseo

Giovanna Carbone
Comunicadora Social
Universidad Católica Andrés Bello

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s