SER RICO EN VENEZUELA ES MALO

Posted on


url

Por Anderson Vieira

“No se dan cuenta que aunque sean ricos de bolsillo y que todos hayan aumentado su capacidad adquisitiva son pobres en calidad de vida”

Con esta pregunta no me quiero referir a esas frases que hacen referencia a filosofías de vida, ni mucho menos, no quiero responder una cuestión ética de riqueza espiritual y emocional, no, realmente quiero hablar de la riqueza en base a la cantidad de dinero y capacidad adquisitiva, según la RAE1, ser rico  es adjetivo de adinerado, hacendado o acaudalado, pero no entraremos a discutir esto tampoco, por otra parte normalmente cuando nos preguntan ¿Qué es ser rico? respondemos diciendo que es cuando tenemos la capacidad de cubrir nuestros gastos y primeras necesidades cómodamente, y con suficiente dinero para pagarte lujos y caprichos (fuera del gasto básico), definido esto, vamos a trabajar la respuesta a través de la situación venezolana, si bien es verdad que desde que el presidente Hugo Chávez llega a la presidencia de la republica, le dio visibilidad y voz a una clase hasta ese momento muda y olvidada, posiblemente destinada la exclusión del otro, una clase que solo era visible cuando habían campañas electorales.

El presidente no solo le dio visibilidad a esta clase, indistintamente si lo hizo bien del todo, o todo mal, lo hizo a un coste muy alto, si bien nadie pone en duda que las subvenciones y las ayudas económicas han ayudado a estas clases dándoles la posibilidad de adquirir más bienes y servicios, estas ayudas han salido absolutamente de las arcas del estado como fuente natural de agua, pero el problema reside en que no se mejoro paralelamente la calidad de vida, porque el déficit en otros sectores y la baja inversión en el sector salud, educación, y urbanismo(introducir datos) no ayudo a que la verdadera vida de los venezolanos mejorara, ante esto muchos podrían refutarme diciendo que Hugo Chávez trajo a los médicos cubados al barrio, con la misión “barrio adentro”, pero el problema está en la calidad de esos médicos en las condiciones en que trabajan, además a pesar de esta mejora si es que podría llamarse así, esos ciudadanos siguen viviendo en barrios, ranchos, insalubridad, sin red de cloacas , por tanto expuestos a miles de enfermedades e incomodidades indignas de un ciudadano, además de vivir bajo la presión de que en el momento que caiga una gran lluvia su casa se caerá.

Por otra parte, retomando el tema central de este escrito, al aumentar la capacidad adquisitiva de los venezolanos y soltar tanta cantidad de dinero, los venezolanos con bajos recursos comenzaron a consumir desproporcionadamente bienes y servicios, comenzaron a consumir en un país que no tenía ni tiene desarrollado muchos sectores más que el petrolero, comenzaron a sentir un aumento en su capacidad adquisitiva que realmente es efímera, ayudando a su vez al crecimiento de la gran bola de nieve llamada inflación (20,1%  cerro en el 2012 según datos del Banco Central de Venezuela), que aumenta cada vez mas y no deja  respirar a los venezolanos de a pie.

hoy en día los venezolanos no se dan cuenta que aunque sean ricos de bolsillo y que todos hayan aumentado su capacidad adquisitiva son pobres en calidad de vida, y lo preocupante no es esto ya que es una situación corregible a través de una mejora en la redistribución del dinero y con políticas monetarias realmente socialistas que quiera ayudar a los de abajo, lo terrible de la situación es que se bifurcan tres grandes problemas ante esto, el primero es que aunque tengas dinero realmente no tienes suficientes bienes y servicios para consumir, la inseguridad la cual impide que los ciudadanos disfruten realmente de los bienes y servicios, y por último, es posible que esta manera de hacer política genere subyugación económica o como dirían los politologos genere lo que se llama “voto económico” haciendo que sus tendencias políticas sean inconscientemente esclavas de lo que el “líder supremo” como le llaman ha hecho por ellos, nunca otro gobierno les había prestado tanta atención.

 Lo preocupante es que estas medidas y esta manera de gobernar son económicamente insostenibles ya que la economía nacional y el éxito de esta distribución de dinero se basa en la renta petrolera, destruyendo las palabras que en un momento predicaban los miembros del gobierno que acabarían con el estigma de ser un país rentista, siendo realmente en un estancamiento en las políticas de “la cuarta” que tanto critican y generando el atrofia miento de otros sectores productivos del país por la maldita costumbre de vivir dependiendo del oro negro.

Somos un  país rico en minerales, recursos naturales, pero pobres en independencia económica del petróleo, pobres en desarrollo de otros sectores, pobres en innovación. Los venezolanos y el país están subyugados  al petróleo, pero… ¿Qué pasara cuando el petróleo no valga lo que vale hoy? o ¿Qué pasara cuando ya no haya petróleo? o simplemente ¿Qué pasara cuando se descubra otro recurso energético mas barato y sostenible? Esta y otras preguntas solo las responderá el tiempo mientras los venezolanos esperamos y seguimos viviendo del petróleo.

Anderson Vieira

3 comentarios sobre “SER RICO EN VENEZUELA ES MALO

    Miguel escribió:
    agosto 20, 2013 en 11:56 am

    Muy bueno, ciertamente es una muy coherente introduccion a la problematica socioeconomica venezolana de la actualidad.

    Luis Torrealba escribió:
    agosto 20, 2013 en 4:49 pm

    De lo mejor que he leido en DP. Excelente.

    Don Anónimo escribió:
    agosto 24, 2013 en 1:23 am

    Podremos llamar ricos de verdad a:
    1. Venezolanos que tuvieron que salir dejando sus ahorros en bancos venezolanos, a la espera de alguien en quien confiar, para obtener dólares;
    2. Venezolanos que tuvieron que salir y que pudieron sacar sus ahorros pero devaluados.
    3. Venezolanos que pudieron salir, pero pelando bolas. ¡En pantaleta!
    4. Los que tienen sus reales en sólidas cuentas de cualquier Imperio.

    Y para quienes se quedan, pero con Patria.

    No hace falta tiempo para la respuesta. Desde ya la conocemos: No estamos preparados para el desenlace inmediato. Los reales disponibles alcanzarán para mitigar el hambre de pocos días y poca gente, lo demás será la prueba: sacaremos a relucir lo bueno y noble que dicen los políticos somos o la innata disposición a sobrevivir inclusive en la selva, durante pocos días. Pero de algo estoy seguro: ni mineral de hierro, bauxita, pepitas de oro, excremento del diablo, bonos de la deuda me servirán pra un carajo. Es momento que los curas, evangélicos, protestantes salgan a decir “El fin está cerca”, o serán los últimos culpables en esta desgracia de pocos o muchos años que es lo mismo.
    Este artículo me pone los pelos de punta a miles de kilómetros, sentado en un duro banco de madera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s