ESTADO COMUNAL ACERCAMIENTO, EMPODERAMIENTO O DISTANCIAMIENTO

Posted on


0981

Por Mónica Álvarez Bermúdez 

“Comunas” constituidas entre los limites de las regiones o municipios, equiparadas a instancias locales y que sin duda buscan el desplazamiento de las Alcaldías

Lo que han llamado el desmantelamiento del Estado, sus instituciones, su estructura que hasta ahora se conformaba en un Estado democrático, federal y descentralizado, que fue construido a pulso, con libertades, derecho a opinar y elegir, respeto a la propiedad privada y sobre todo derecho a la diversidad, a ser diferentes con igualdad de oportunidades; pretende constituirse ahora en un Estado paralelo, controlador, burocrático, que en lugar de desconcentrar los procesos facilitando los tramites que le toca hacer al ciudadano de a pie, centraliza. Algo que no está previsto en la Constitución pero que nos está siendo aplicado de manera paulatina que cambia trascendentalmente la organización político territorial del Estado y que recae en la calidad de vida del venezolano.

 Algo que se ha ido tejiendo como una red, a través de una estrategia que utiliza todos los poderes a su favor, tal como la implementación de normas inconsultas que contradicen nuestra máxima norma, muchas de las cuales se distancian del principio básico que debe tener toda norma, el bien común. Esto sin embargo, no ha sido resultado de la improvisación, para demostrar esta apreciación y la amenaza de un Estado al margen del Estado democrático, basta con analizar la evolución de la publicación de un cúmulo de leyes que intentan apalancarse como promotoras de la participación, que no han sido más que el empoderamiento de la Revolución, entre las cuales figuran: Ley de Consejos Comunales, Ley del Consejo Local de Planificación y Políticas Públicas, Ley del Consejo Federal de Gobierno, Ley del Poder Popular, Ley de la Contraloría Social, Ley Orgánica de Las Comunas, Ley del Sistema Económico Comunal, Ley de Justicia de Paz Comunal y Ley Orgánica para la Gestión Comunitaria. Aunado a los Reglamentos existentes sobre estas, además de Sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que pretenden desconocer la supremacía de nuestra Carta Magna. Siendo así, el que tenga ojos que vea.

 Todo esto se resume en una palabra “Comunas”, entidad local socialista constituida mediante Asamblea de Ciudadanos, integrada por comunidades vecinas articuladas por Consejos Comunales, constituidas entre los limites de las regiones o municipios, equiparadas a instancias locales y que sin duda buscan el desplazamiento de las Alcaldías, tal como fueron denominadas por la tolda oficialista de la Asamblea Nacional “la entidad local socialista” y voceros del gobierno “la patria nueva”. Significado cuyos propósitos se desconocen del todo pero se infiere de la definición impuesta por el legislador y los componentes que la acompañan, la inclinación que su diseño pretende, al investigar sobre los intentos de implantación de este modelo ideológico en el mundo contemporáneo de la Unión Soviética o la China comunista, fracasado.

 De allí que la estrategia teórica carente de organización, que trata de seguir jugando con la esperanza de quienes creen hoy que al menos se les ofrece algo, sin sospechar muchas veces en que esa oferta demagógica termine siendo sólo promesas, haga mirar en retrospectiva sobre lo que se ha hecho, determinando los proyectos de la revolución socialista que han contado con la planificación adecuada de políticas públicas verdaderamente exitosas que les permita tener un alcance definido y sostenible con estándares de calidad en el tiempo, capaces de medir las oportunidades de progreso que tiene el venezolano de hoy. ¿Qué se ha hecho?, ¿Qué puede lograrse?.

 Las respuestas a esta realidad que no es retórica y el peligro inminente que este plan, modelo, figura, estructura, logre apoderarse de espacios que ofrecen cercanía para escuchar y atender las necesidades de la comunidad, dependerán del despertar de los venezolanos en el ejercicio pleno de la ciudadanía, si bien es cierto que el avance social ha conseguido el interés de las personas a participar, una participación engañada no puede ser considerada participación popular. El verdadero empoderamiento requiere de planificación, organización, apoyo y seguimiento. Por lo tanto, a la hora en la que estamos dependerá del escenario político, del triunfo del progreso o si se logra arrear la voluntad popular para incorporar en la Constitución el barrido de la historia democrática venezolana y otorgar mayor capacidad de poder que mediante leyes no han logrado. Un poder que dicho sea de paso queda en manos de algunos y no de la mayoría de los ciudadanos venezolanos, más aún un poder centralizado, con una amplísima discrecionalidad para decidir que organizaciones comunitarias admiten ser registradas y cuales percibirán recursos para su sostenibilidad y logros de sus fines, para solucionar los problemas. ¿Será acaso exclusivo de aquellos que comulguen con la tesis socialista?, tal como limitan el paquete de leyes. Entonces la igualdad del pueblo diferencia entre venezolanos de primera y de segunda o entre los que siguen un color o los que siguen sus convicciones. Gana un proyecto ideológico o ganamos todos los venezolanos.

 M. Álvarez

2 comentarios sobre “ESTADO COMUNAL ACERCAMIENTO, EMPODERAMIENTO O DISTANCIAMIENTO

    Don anónimo escribió:
    abril 14, 2013 en 5:47 pm

    Por aquí Don Anónimo

    La verdad es que cada uno es libre de disfrutar de su libertad sin que le haga daño al otro, y en ese sentido publicar uno u otro artículo también es disfrute de libertad y si se quiere, libertad de prensa. Muchos venezolanos y extranjeros, van a sus puntos de encuentro llámense éstos globovisión, aporrea, patilla y más hierbas. En mi caso recurro a Diálogo Político, desde que una amiga (Gente del petróleo) me los recomendó. Nada mal en sus inicios, pero he visto, con asombro, que se van “enfriando” con artículos que eluden el tema de actualidad, Dirían los que saben de periodismo con “caliches” que sin irrespetar a su autor que hace su esfuerzo por ilustrarnos, no tiene pertinencia con la importancia del día y casi del momento. He visto con asombro como “Marías Alejandras Fernández” van apareciendo y enfriándonos el guarapo. Lo peor que puede pasar es que ustedes pongan “rodilla en tierra” y todo el esfuerzo y gloria lo manden para la porra. También puede pasar lo que a mí, que en la búsqueda de la arepa en extrañas tierras voy restando prioridad a otras cosas porque los pantalones cuelgan, los niños lloran y la mujer reclama. habiendo trabajado toda la vida para mí y para una Patria Grande, haya tenido que salir con una carga de años y quimeras en busca de horizontes digo yo nuevos pero me cuesta alcanzarlos. Aquí sentando en un rincón de un cyber leyendo y releyendo noticias de mi amada Venezuela, esperando para ir a votar en el consulado y luego esperar para ser testigo de los insultos de un bando al otro inclusive a miles de kilómetros de la Patria Amada. Ni siquiera en el infortunio somos hermanos o será que ellos viven bien en el extranjero siendo socialistas y los otros “escuas” no tenemos derecho ni siquiera al respeto en “endógenas” tierras.

    Más tarde, en unas cuantas horas, seguro respiraré otros aires y quizá me toque “apagarme” unos seis años, porque tendré anexas nuevas prioridades.

    Un abrazo

    Don anónimo escribió:
    abril 15, 2013 en 6:10 pm

    Por aquí Don Anónimo

    El artículo de Mónica tiene ahora mucha pertinencia. Pareciera que el modelo se va a instaurar por que lo eligió la mayoría (simple si se quiere) y seguramente una mitad piensa que la otra es la culpable de inseguridad, falta de ética, intolerancia y más, situación desde ya impropia para un buen arranque. Acepto que he seguido la causa venezolana con mucho interés pero tengo otras prioridades que me van a consumir tiempo; me tomaré mi descanso periodístico y de una vez le deseo a mi Patria querida el mejor de los caminos comunitarios o no.

    Me toca aterrizar, ayudar más para que mi familia avance en extrañas tierras que se van convirtiendo en nuestras, porque es la realidad que vivimos, mientras escucho “Alma LLanera” en las lejanías.

    Ayer me conseguí con venezolanos, cada uno con historias, que en casos parten el alma, algunos dispuestos a regresar porque no les queda de otra, a vivir como extraños en su tierra. Otros con sus taxis y familias diseminadas por la geografía “endógena” como decía el Comandante. Yo no debo quejarme porque logré construir un cobijo y la pensión cada seis meses me llega aunque devaluada que me da respiro por igual tiempo y buscando emprendimientos innovadores porque si no la pego de repente me toca comerme la camisa.

    Y tuve una hermosa lección ayer, mientras esperábamos los resultados compartimos diablitos y arepitas, un poco de desconocidos pero amigos en sus manos y en los gestos, venezolanos en la Verdadera Comunidad en lejanas tierras. Luego del resultado nada mejor que prometernos vernos en próximas oportunidades con el fuerte abrazo venezolano, la verdadera hermandad. Las historias poco conocidas de quienes viven en la propia Venezuela.

    Un placer, una experiencia compartir con ustedes. Preparado ya para regresar hoy a la base, después de viajar 800 kilómetros con mis 65 años y “zumbado” al caminar producto de un accidente (fractura de las cervicales) que me llegó en el peor momento, justo cuando comenzaba mi nueva vida en el nuevo hogar. Así son las cosas como decía Oscar Yánez un viejo animador de la crónica venezolana.

    Dios los cuide y buen camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s