¿QUE PASARÍA SI CAE EL “LIDER” DE LA MANADA?

Posted on


Por Silvina Ruiz Boyadjian

“Apoyado en sus arcas rebosantes, procedentes del petróleo, el presidente venezolano exportó su socialismo del siglo XXI moviendo piezas sin descanso”

Hace un tiempo, el presidente venezolano Hugo Chávez consiguió convertir en superventas la obra de Eduardo Galeano, su autor favorito, “Las venas abiertas de América Latina” regalándole a Obama el libro, frente a las cámaras, en una reunión de la UNASUR en 2009. Es que Chávez, sabiendo bien que América Latina tiene sus venas abiertas decidió embarcarse en ellas nada más y nada menos para timonearlas.

Sin importar a costa de qué empezó imponiendo su revolución con sus famosos ideales bolivarianos y su estrategia de petrodólares, ensanchando y haciendo desangrar aun más esas venas.

Apoyado en sus arcas rebosantes, procedentes del petróleo, el presidente venezolano exportó su socialismo del siglo XXI moviendo piezas sin descanso. Maquiavélico dirán algunos, demagogo otros, pero sin dudas un gran estratega  donde supo acomodar de a poco pero a paso firme las piezas del tablero de ajedrez regional como nunca lo había hecho antes un presidente del tercer mundo.

Logró, como no se había hecho desde que Simon Bolívar fomento la integración latinoamericana de la región con la idea de unir a los países de América Latina y del Caribe en un solo bloque económico, político y social, para hacer frente a las intenciones colonialistas o imperialistas de los países poderosos. Y lo logro con la creación del ALBA y sobre todo teniendo a la mayoría de los líderes de la región como aliados, endulzando algunos, aunque comprando a la mayoría.

Chávez tiene dos clases de aliados: los comprometidos ideológicamente en el ALBA y los aliados económicos, en torno a PetroCaribe.

Ahora la pregunta es: ¿Qué pasaría en estos países aliados si el candidato a presidente Capriles derrota a Chávez el 7 de octubre próximo?

Empezando por Cuba, mas se lamentaran desde sus arcas gubernamentales que los chavistas en Venezuela, ya que Venezuela exporta 120.000 barriles diarios de petróleo a Cuba en condiciones óptimas: menos del 3% de interés, con tres años de demora y pagando con el trabajo de los médicos.

Asimismo, en Nicaragua será crítica la situación. Esto se debe a que la supervivencia política del orteguismo depende de Chávez. No sólo en el ámbito económico, donde los 510 millones de dólares entregados en 2010 a través del ALBA sirvieron para dar una paga extra de 30 dólares a los funcionarios, entregar techos de zinc a los pobres, repartir tierras, poner en marcha la bolsa solidaria y modernizar las plantas eléctricas. Sino que Ortega ha instalado un entramado ideológico a imagen y semejanza del chavismo: apología del líder, comités populares y la consolidación de un pequeño imperio mediático controlado por los hijos del presidente nicaragüense.

Los otros dos grandes aliados, Bolivia y Ecuador, sufrirían pero no tanto a nivel económico sino mas bien político. En Ecuador, simbólicamente, el efecto psicológico de ver caer al campeón del socialismo del siglo XXI despertaría la sensación de que Correa no es invencible.

En Bolivia podría decir que existiría una crisis del “líder” de la región, motivador de Morales para implementar políticas socialistas. Pero la realidad es que hoy en día Bolivia no es tan dependiente gracias al gas y al petróleo, de modo que pasaron aquellos tiempos en los que Chávez asistía a Evo Morales regalándole helicópteros, casas prefabricadas, vehículos para la policía, 170 ambulancias, una planta termoeléctrica y varias emisoras para montar el Aló Presidente desde el Altiplano.

Y para Argentina, sería un serio problema no solo a nivel ideológico ya que la presidenta argentina trata de seguir el mismo modelo actual venezolano. Sino más bien, comercial, ya que actualmente Argentina mantiene acuerdos energéticos, que permiten comprar a crédito con importantes plazos. La rareza de esas compras financiadas no surge sólo del hecho de que se trata del mercado de los combustibles, sino también porque nadie en el mundo, que no sean algunos organismos multilaterales, está dispuesto a prestarle a la Argentina.

Lo cierto es que el próximo 7 de octubre es posible que tenga fecha de caducidad el régimen de Chávez como de sus aliados, los que se han beneficiado de su “gran solidaridad” y dejarlos sin financiamiento ni respaldo político.

silvinaruizboyadjian@dialogopolitico.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s