1.999-2.009: VENEZUELA, LA DÉCADA PERDIDA

Posted on Actualizado enn



Por Jonathan Planchart Lehrmann

No, no es el título de un libro de algún sesudo economista local ni tampoco es el nombre de un foro organizado por CEDICE, no, no hace falta ser economista ni tampoco ser empresario de ultraderecha para darse cuenta que estos últimos 10 años han sido lamentables, por no decir otro calificativo, en cuanto a materia económica se refiere –por no hablar de lo social, ambiental, moral, político, salud, etc.- para nuestro país.

Venezuela ha recibido por concepto de venta de petróleo al extranjero en este período más dólares que ninguna otra administración, ni siquiera durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, en la llamada “Venezuela Saudita”, la época del “tá barato, dame 2” ingresaron tantos capitales a este país. Más de US$ 700.000.000.000 han ingresado por concepto de venta de petróleo en estos últimos 7 años, y son cifras conservadoras, 700 millardos de dólares sin hablar de lo recaudado por otros conceptos, tales como impuestos, ganancias de empresas del estado y exportaciones no tradicionales; ¿Y dónde están esos capitales? Los hospitales están en el piso; las escuelas públicas, ni hablar; la infraestructura vial, de lo último; las cárceles hacinadas, los tribunales, atestados de casos, lo mismo las fiscalías, saturadas de denuncias, el colapso de la justicia pues; no hablemos del desastre en cuanto a la previsión del crecimiento de la red eléctrica, así como del agua y de los servicios públicos en general; la desinversión, la inflación, la más alta de Latinoamérica y una de las más altas del mundo; los cinturones de pobreza (que allí están y siguen multiplicándose) en contraste con los autos de lujo que ostenta la boliburguesía; es decir, es un cuadro caótico el que presenta la nueva Venezuela “socialista” y boliburguesa. En materia de obras públicas lo único que puede exhibir la “revolución” es el ferrocarril de los Valles del Tuy y dos líneas inauguradas del Metro de Caracas, y el viaducto 1 de la autopista Caracas-La Guaira, porque a casi 5 años del incendio de la Torre Este de Parque Central todavía continúan los “trabajos de reparación”, cuando en menos tiempo se levantaron las Torres Petronás, en Malasia, las más altas del mundo.

Así qué, ¿Dónde están los capitales? Una buena parte se ha ido en corrupción, la boliburguesía no se mantiene sola, esta red de pseudo empresarios que han surgido amparados en sus leales relaciones con el régimen ha amasado, junto a testaferros de funcionarios públicos cifras que probablemente jamás lleguemos a conocer, dado que aquí las instituciones del Estado que deben investigar los fraudes al mismo, como lo son la Contraloría, la Fiscalía, la Procuradoría y los Tribunales, no son más que apéndices del partido de gobierno, que ni siquiera del Ejecutivo, simples oficinas burocráticas; los capitales también están en países como Rusia, que nos ha vendido armamento “de punta” por más de US$ 5 millardos, o en Argentina, donde financiamos campañas electorales y hacemos todo tipo de compras totalmente desfavorables para la República, o sosteniendo gobernantes “amigos” como los Castro o los Kirchner, o Morales, Ortega, Correa, o Zelaya; también otra parte del dinero se ha ido comprando bancos, expropiando industrias, fincas y hoteles, pero aún así, es difícil saber en qué se ha dilapidado este océano de dólares que ha manejado esta administración en estos últimos 10 años, porque en Venezuela no se han invertido.

Imagínese por un momento que en Venezuela en este período haya habido gobiernos, y digo gobiernos porque es tiempo de haber tenido al menos 2 gobiernos desde 1.999, que en vez de gestar alianzas con Cuba, lo hubiera hecho con Chile; que en vez de “pegarse” a Bolivia se hubiera pegado a Japón; que en vez de asociarse con Irán se hubiera asociado a Alemania; que en vez de cazar pelea con los Estados Unidos hubiese fomentado inversiones americanas; que se hubiese acercado a Holanda en vez de Zimbabwe; imagínese un país donde, al igual que Brasil y México tengamos fábricas de vehículos Volkswagen y los exportemos a Latinoamérica, fábricas, que no ensambladoras; imagínese un país que, dado el tema del Cambio Climático introdujese de la mano de los holandeses, que son expertos en esta área, fábricas de molinos de vientos para generar electricidad limpia, barata y 100 % ecológica, con tanto viento que hay aquí seguro no tendríamos apagones en pleno siglo XXI; imagines que las empresas tecnológicas de punta, como Intel, Microsoft, Google, Siemens, Nokia, Sony, Samsung, etc., abrieran sucursales aquí, que produjésemos computadoras, impresoras, teléfonos celulares, televisores pantalla plana, etc., como lo hacen en algunos países latinoamericanos, a lo mejor habría menos desempleo, a lo mejor incentivaríamos a otros empresarios a invertir en Venezuela, se generaría empleo productivo; pero la visión del estado chavista es otra, perpetuar la marginalidad, espantar la inversión y hablar pistoladas. 10 años de habladera de pistoladas es el balance económico del gobierno revolucionario.

Hemos perdido una oportunidad de oro de transformar a Venezuela, la Venezuela boliburguesa será recordada como corrupta, ineficaz, hipócrita y traidora a la patria. El único antídoto conocido para esfumar la pobreza consiste en reglas de juego claras, esto es, seguridad jurídica, si en un país cambian las leyes a cada rato, se genera incertidumbre entre los inversionistas; garantía del derecho de propiedad, nadie en su sano juicio invierte un bolívar si en día de mañana el estado o el hampa –que a la postre en la actualidad es lo mismo- te roba tus bienes; una vez existan estos dos presupuestos, puede haber inversión –que en un país como el nuestro sobraría, dada sus excelentes condiciones geopolíticas-, con inversión se genera empleo productivo a la vez que causa impuestos al fisco. Es una cadena de bienestar, es simple, pero aquí se viene haciendo todo lo contrario. No se trata de capitalismo o socialismo, se trata de simple lógica, es una ecuación: 2 + 2 suman 4, esto lo sabe hasta un niño de 5 años. ¿Será que no saben sumar en el Alto Gobierno?

jonathanplanchart@dialogopolitico.net

Anuncios

2 comentarios sobre “1.999-2.009: VENEZUELA, LA DÉCADA PERDIDA

    anonymous escribió:
    enero 14, 2010 en 8:40 pm

    Añadiendo elementos a los que tu dices..

    El estado se ha encargado de retener los dolares a los Venezolanos para “invertirlos” en otros paises a cuenta de populismo y financiar proyectos con el fin de expandir su hegemonia política en la región. Un estado que lo único que le interesa es crear clima de agresión verbal contra sus opositores (como si hubiera algun estado en el mundo que no tenga disidentes) en fin de promover la confrontación.

    Es más facil quitar y renombrar a nombre de la Robolucion que crear desde cero, es más facil regalar a Bolivia N Millones de $$ que invertirlos realmente en Venezuela haciendo: Casas, Hospitales de primera linea, Universidades, Infraestructura para “GESTIONAR” el crecimiento de la población.

    Los racionamientos (ya suspendidos gracias a su misma ineficiencia y mediocridad gerencial) energeticos, trataron de explicarlo con versiones distintas como “Es culpa del niño” “Es culpa de la 4ta Republica” “Es culpa de que no ha llovido”

    A ver,, es más facil hecharle la culpa a fenomenos naturales y sus fantasmas de las 4ta republica tan ineptos como ustedes los de la 5ta, En otros paises con menos potencial economico como venezuela, no tienen racionamiento de luz en ninguna epoca del año, ni hablar de las inversiones necesarias para evitar problemas electricos en toda venezuela. Pero el estado no le importa demasiado hacer inversiones aqui a fin de mejorar la calidad de vida de sus habitantes, quienes pagan luz en Caracas? Los de clase media y “los ricos” a pues bien, como la clase media y los ricos deben pagar lo que los pobres se roban de luz, pues porque no hacerles un racionamiento de luz a todas los barrios habidos y por haber en caracas?

    No quiero decir con esto que apoyo lo del racionamiento ya que es DEBER del gobierno mantener todo en estado OPTIMO para su mejor rendiemiento, y de PREVEER cualquier situacion que genere incertidumbre y riesgos para la nacion.

    Ahorar ni hablar de la Fiscalia entre otros entes Gubernamentales.. de verdad es un tristeza y pena todo lo que a diario ocurre aqui, incluyendo la cantidad de muertos que hay en venezuela por semana.. y de que a su vez tenemos el municipio más inseguro de toda latinoamerica.. como para completar el combo que nos hace falta..

    Jonathan Planchart escribió:
    enero 16, 2010 en 6:13 am

    Gracias por tus comentarios, los suscribo totalmente. Será que al Brasil también le aplican el “racionamiento eléctrico”? Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s